Inaugurada la obra de acondicionamiento de colectores generales e interceptores del río Miño en Ourense


Inauguradas las obras del acondicionamiento de colectores generales e interceptores de la margen derecha del río Miño, en el tramo Puente Nuevo - Balneario.

G.O.C ha realizado la Asistencia Técnica a la Dirección de Obra, durante un periodo de 4 años y con un presupuesto total de contrato de 1.480.000 €

Esta actuación, ejecutada por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM), a través de la Confederación Hidrográfica del Miño – Sil (CHMS), ha supuesto una inversión de más de 22,6 millones de euros financiada al 30% por el MARM (6,78 millones de euros) y al 70% por fondos FEDER.

La mejora del saneamiento en el tramo Puente Nuevo–Balneario, declarada de interés general, consiste en la construcción de dos colectores interceptores: uno que parte de la zona del Puente Nuevo hacia aguas abajo y otro que se inicia en la zona de O Tinteiro aguas arriba.

Ambos colectores se encuentran en el pozo de registro de la margen derecha, desde donde se ha cruzado el río Miño mediante una hinca subterránea de tubería de hormigón armado de 1.200 mm. de diámetro y 209 metros de longitud.

Esta actuación ha sido una de las más singulares de las obras por la complejidad técnica de su ejecución, tanto por la envergadura del Río Miño a su paso por la ciudad de Ourense, lo que justifica su excepcional longitud, como por el importante diámetro de la tubería utilizada, circunstancias a las que hay que añadir las dificultades propias derivadas de la configuración geológica del lecho fluvial atravesado por la hinca.

Asimismo, se han ejecutado también cuatro aliviaderos de tormenta, un bombeo aliviadero y un pequeño bombeo en la zona del Parque de Bomberos, con una capacidad total de retención de 1.130 metros cúbicos.

Una pieza clave en la mejora del saneamiento de Ourense es el pozo de bombeo de O Couto, cuya construcción ha supuesto una inversión de 8,6 millones de euros. Esta infraestructura, con una capacidad máxima de bombeo de 3.680 litros por segundo, recogerá la mayoría de los caudales generados en la ciudad para su posterior transporte a la estación depuradora, además de permitir la retención de las puntas de caudal durante los episodios de lluvia.

En la estructura del pozo de bombeo de O Couto se pueden diferenciar la subestructura, consistente en un pozo circular de 25 metros de diámetro interior al que se adosa la cámara de entrada de los interceptores; el tanque de tormenta, recinto de planta rectangular con una capacidad de retención de 3.395 metros cúbicos, y la superestructura de la estación, que alberga el conjunto de instalaciones descritas, además del equipamiento eléctrico.

La singularidad de esta actuación estriba no sólo en el importe de su presupuesto y en la magnitud de sus dimensiones, sino también en su complejo procedimiento de ejecución, por las inestabilidades geotécnicas detectadas en los frentes de excavación y por su ubicación en zona urbana, aspecto éste que condicionó notablemente los medios utilizados y el ritmo de avance de los trabajos. En este sentido, cabe mencionar que el personal de las Áreas de Geotecnia y Estudios de G.O.C participó activamente en el análisis y diseño de los sostenimientos a emplear, desde anclajes de todo tipo hasta muros pantalla, asesorando al equipo del Área de Obra Civil presente en la obra y a la Dirección del contrato en la definición de las soluciones constructivas más idóneas.

Al acto han asistido el Secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu; el alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez; el subdelegado del Gobierno en la provincia, Camilo Ocampo y el presidente de la CHMS, Francisco Fernández Liñares, entre otras personalidades.

Representando a G.O.C. han asistido su presidente, Serafín Ocaña y su Director General, Agustín Riobó.